6. mar., 2019

Texto

MANIFIESTO DEL VII MEMORIAL

         ALBERT BALBIS

Queremos daros las gracias en nombre de la familia BALBIS y del VELO por estar hoy aquí.

Es el séptimo año en que nos reunimos para recordar a nuestro compañero Albert Balbis, que nos dejó en un triste accidente de tráfico.

Un día en el que acompañamos en su dolor a la familia de Albert,  para que sepan que en el mundo de la bicicleta no nos hemos olvidado de él, porque creamos lazos que nos unen para siempre con los amigos con los que compartimos miles de kilómetros. También hoy aprovechamos para recordar a otros compañeros que ya no están con nosotros.

Como José Luis Gamero, Tomas, Jaume Vilamajor o Juan Salvador a quien conocíamos cariñosamente como El “Pollo”, todos ellos del VELO.

Mingo Y Manel también apodado el “KAS” de los TUSINUS, o Juan de GRUP 97, aunque seguro que todos tenemos en mente algún que otro amigo que se ha ido,

Albert Balbis sin duda se sentiría orgulloso de ver su nombre convertido ya en un símbolo dentro de este mundo. Capaz de reunir a todos los clubs donde pedaleo y por supuesto también a muchos ciclistas que, aunque no lo conocieron, le rinden homenaje.

Por último, dar las gracias por el apoyo que, como cada año, nos presta el Cuerpo de los Mossos d´Esquadra del que Albert Balbis se sentía orgulloso de pertenecer.

Os pedimos un fuerte aplauso para Albert Balbis y para todos los que ya no están con nosotros.

 **********

     Debo confesar, para ser sincero, que llevaba casi una hora enfrentándome al teclado y dándole vueltas al asunto sin saber por dónde y cómo empezar la crónica de esta semana. Sonó la alarma del móvil y apareció una app del Balbis en la que me pasaba el manifiesto leído por, el hasta ahora presidente del Velo, José Ripoll, que me salvó la papeleta. De momento. Porque, al parecer hoy, Calíope está de vacaciones y la inspiración no aparece por ninguna parte.

         Sin embargo, debo de continuar con mi crónica, pero ¿cómo hacerlo cuando no se encuentran palabras para expresar tantos sentimientos, a veces contradictorios, que me invaden?

     Porque, tal como me suele suceder cada año a la hora de relatar lo que fue el memorial, mis sentimientos están revueltos. Como la hojarasca que se desprende de los árboles cuando llega el otoño. Recuerdo la última vez que vi con vida al Albert. Pienso en sus padres, Asunción y José Antonio, todo un ejemplo de entereza. Pienso en esa niña que está creciendo sin un padre al que adorar. Pienso en Xavier, que de una forma tan brutal, perdió su referente de hermano mayor. Y pienso en los 75 amigos que estuvimos presentes en el homenaje. Y siento un nudo en la garganta. Alegría y tristeza a partes iguales. Y ¿cómo lo explico?

      En fin, queridos amigos y amigas, es posible que alguna persona de las que suelenm leer mis crónicas se sienta decepcionada por la brevedad de esta, pero cuando a uno le abandonan las musas…es preferible no insistir y poner punto final.

Cuando un amigo se va,
queda un tizón encendido
que no se puede apagar
ni con las aguas de un río.

 Alberto Cortez

 

 

Este es el poema con el que rendí homenje a Albert Balbis, escrito en marzo del 2018.

Tengo el corazón herido por espadas

Tengo los ojos atravesados por dos lanzas

que han agujereado

la bolsita donde guardaba mis lágrimas

Y lloro y sangro

Y llevo el duelo

como una corona de espinas blancas

clavada en el puerto de las esperanzas

Tengo las manos trémulas como las hojas

Tengo los pensamientos revueltos,como la hojarasca.

Cinto.

 

     Antes de despedirme os recuerdo que la próxima excursión está programada a Olesa de Bonesvalls. La ruta de ida por Esplugues, S. Boi, Gavá, Begas y Olesa de Bonesvalls. Y la ruta de vuelta por Avinyó Nou, El Pago, Ordal, Vallirana, Molins de Rei, Esplugues. Os adjunto los perfiles de la ascensión a Begas y al Ordal y el de la ruta completa.

     Hasta la próxima, un fuerte abrazo.

     Cinto (el viejo globero)